La Coordinación de actividades empresariales en obras de construcción, ¿tienes los conceptos claros?

La CAE en obras de construcción

¿Cuándo existe la necesidad de implementar la Coordinación de Actividades Empresariales en obras de construcción? ¿Por qué hay que realizar la CAE en obras?

Estas y otras preguntas son la que, a menudo, se formula cualquier empresa que interviene en una obra de construcción, incluido los autónomos.

Es importante destacar que, si quisiéramos escribir un artículo sobre la Coordinación de Actividades Empresariales en el sector de la construcción, podría llegar a ser casi interminable, así que creemos importante primero clarificar qué es la CAE en obras, el porqué y el cómo hacerla.

¿Qué es la Coordinación de Actividades Empresariales en obras de construcción? ¿Cuándo es necesaria?

Si estás leyendo este artículo seguro que conocerás el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción. y la guía técnica desarrollada por el INSST, que definen muchos de los términos que hoy tratamos en este artículo.

Revisemos la definición del INSST:

“La coordinación de actividades empresariales consiste en poner en práctica los medios más adecuados para que, cuando los trabajadores de dos o más empresas coincidan en un mismo centro de trabajo, estas puedan cooperar entre sí con objeto de que dicha concurrencia de actividades no repercuta en la seguridad y la salud de los trabajadores.

Es necesario contemplar los riesgos del centro y de su actividad, los de los trabajos efectuados por cada una de las empresas concurrentes, más los generados por la concurrencia de las mismas”

Se trata pues de, cuando en un centro de trabajo concurren dos o más empresas llevando a cabo sus actividades de forma simultánea y éstas pueden interferir o afectar unas a las otras.

El hecho de que una empresa realice sus tareas en un centro de trabajo, esto significa ya dos empresas en concurrencia (la contratista y la que la contrata) y no olvidemos que un autónomo es una empresa en sí misma y sí, le aplica la CAE.

Otros ejemplos de concurrencia sería cuando trabajadores de mi empresa se desplazan a otros centros de trabajo, diferentes al nuestro, para realizar obras o servicios o cuando a mi centro de trabajo acuden trabajadores de otras empresas a realizar actividades, obras o servicios.

Normativa CAE en obras

¿Por qué es importante la CAE en obras? ¿Cuáles son sus beneficios?

Parece claro destacar que la Coordinación de Actividades Empresariales se trata de un requerimiento legal por parte de todas las empresas que intervienen en una obra de construcción, pero más allá de este concepto, es importante recordar otros beneficios:

  1. Integración de la prevención de riesgos laborales
  2. Mejora de las condiciones de trabajo y reducción de daños a la salud de las personas y/a los activos patrimoniales de las empresas.
  3. Reducción de costes asociados a los accidentes de trabajo, al retraso en plazos de ejecución, a primas en pólizas de seguro, etc.
  4. Incremento de satisfacción de los clientes e imagen de marca

Poniendo foco en los objetivos de la coordinación de las actividades empresariales respecto de la PRL:

  • Las empresas que concurren en el mismo centro de trabajo apliquen los principios de PRL de manera coherente y responsable.
  • El control de la interacción entre las diferentes actividades que se realizan en el centro de trabajo para evitar los riesgos graves o muy graves o la ejecución de actividades incompatibles entre sí.
  • Ajustar los riesgos del centro de trabajo que puedan afectar a los empleados de las empresas que coinciden en la prestación de los servicios con las medidas destinadas a su prevención.

¿Qué conceptos y figuras principales intervienen en la CAE para cualquier obra de construcción?

  1. Centro de trabajo: se refiere a cualquier área, edificada o no, a la que los empleados tengan que acceder o en la que deban permanecer por razón de su trabajo.
    Por ello, es de vital importancia definir una sistemática de control de accesos eficaz y eficiente.
  2. Empresario titular del centro de trabajo: será aquel con capacidad para poner a disposición y gestionar el centro de trabajo, que contrata una actividad diferente de la propia (Esta situación correspondería a la contratación de servicios de limpieza y/o mantenimiento de instalaciones, servicios de mensajería…).
  3. Empresario principal: es aquel que contrata o subcontrata con otros empresarios la realización de obras o servicios de la misma actividad del empresario titular del centro de trabajo y que se desarrollan en éste (Sería el caso de una empresa dedicada a la construcción que contrata el encofrado, la ferralla, la albañilería…).
  4. Concurrencia: cuando en un mismo centro de trabajo desarrollan actividades, trabajadores de dos o más empresas que intervienen simultáneamente durante la ejecución de los trabajos.
  5. Obra de construcción u obra: es cualquier obra, pública o privada, en la que se realicen trabajos de construcción o ingeniería civil como excavación, movimiento de tierras, construcción, rehabilitación, derribo…
  6. Trabajos con riesgos especiales: aquellos cuya realización someta a los empleados a riesgos especialmente graves para su seguridad y salud como, entre otros:
  • Trabajos con riesgos graves de sepultamiento, hundimiento o caída en altura.
  • Trabajos de mayor riesgo por exposición a agentes químicos o biológicos, radiaciones ionizantes…
  • Obras de excavación que supongan movimientos subterráneos.
  1. Promotor: aquella persona física o jurídica por cuya cuenta se realiza la obra.
  2. Contratista: empresario que asume ante el promotor, con medios humanos y materiales propios o ajenos, el compromiso de realizar determinadas partes e instalaciones de la obra sujeto al proyecto de la obra.
  3. Subcontratista: empresario que asume ante el contratista el compromiso de acometer la ejecución de determinadas partes o instalaciones de la obra, con sujeción al proyecto.
  4. Trabajador autónomo: aquella persona física, distinta del contratista y del subcontratista, que, personal y directamente, realiza una actividad profesional y asume el compromiso de realizar diversas partes o instalaciones de la obra frente al promotor, el contratista o el subcontratista. Si el trabajador autónomo emplea a trabajadores por cuenta ajena será considerado como contratista o subcontratista.

¿Cuándo deben coordinarse las empresas que intervienen en una obra de construcción?

  1. Antes de iniciar las actividades en el mismo centro de trabajo.
    En el momento de contratación de la empresa es necesario establecer los requisitos documentales para la CAE, así como el intercambio de información entre ambas empresas.
    Es recomendable establecer un criterio de aceptación del cumplimiento de las obligaciones en materia de PRL de las diferentes empresas.
  1. Cuando se produzcan cambios relevantes en las actividades concurrentes a efectos preventivos.
    A lo largo de las diferentes fases de una obra de construcción, van incorporándose nuevas empresas. Este hecho puede afectar o modificar las medidas preventivas o medios de coordinación necesarios.
  1. Ante una situación de emergencia.
    Si bien, la actuación en caso de emergencia estará contemplada en el intercambio de información inicial entre las empresas, es necesario no perder de vista que, si se da una de estas situaciones, el proceso de CAE en obras deberá ser revisado y/o modificado.
  1. En caso de accidente.
    Al igual que en el punto anterior, en la fase inicial de diseño de la obra y actividades de las empresas, se detalla la actuación en caso de accidente. La comunicación en caso de que se produjera uno sería inmediata con el fin de evaluar si el procedimiento de Coordinación de Actividades Empresariales requiere de modificación.

¿Cómo hacer la Coordinación de Actividades Empresariales en una obra de construcción?

En este apartado, hemos querido destacar tres actividades clave de toda CAE en obras, tanto si son mayores, menores, con o sin proyecto.

  1. Reuniones de Coordinación.
    Se llevarán a cabo de forma periódica y formarán parte de estas reuniones todas las empresas concurrentes.
    Se trata de un medio de coordinación eficaz y eficiente cuando se revisan los trabajos, interferencias entre empresas y medidas preventivas a adoptar.
  1. Visitas a obra.
    Durante la ejecución de la obra, es fundamental realizar visitas de forma periódica a la obra con el fin de contrarrestar que se siguen las medidas preventivas definidas en los Planes de Seguridad y Salud o en las Evaluación de Riesgos correspondientes. Estas visitas las realizará el Coordinador de Seguridad y Salud (en el caso de ser requerida esta figura) o el Coordinador de las Actividades Preventivas.
    Asimismo, servirá para identificar desviaciones o modificaciones necesarias en las medidas preventivas y medios de coordinación iniciales.
  1. Gestión documental de la obra.
    Se trata de un requisito fundamental e indispensable para asegurar:

Por ello, optar por la eficiencia y la eficacia de un sistema de gestión documental digitalizado te puede dar tranquilidad al recopilar en un único espacio toda la documentación e información necesaria y al asegurar, tras la revisión por expertos de los documentos, que todo personal que accede a la obra cumple con la legislación vigente.

En próximos artículos te hablaremos de tipos de concurrencia en una obra de construcción, figuras importantes en obras con proyecto, deberes de la CAE en construcción, requisitos documentales para la CAE en obras, etc, pero hemos creído fundamental sentar las bases de qué es, el porqué y cuándo realizar la Coordinación de Actividades Empresariales en obras de construcción para ir avanzando en este complejo tema preventivo.