6 buenas prácticas que protegerán tu centro de trabajo de contagios COVID-19 tras las vacaciones

Proteger centro de trabajo de contagios

La vuelta al trabajo tras las vacaciones es un momento importante para medir la fiabilidad, la solidez y la responsabilidad en las empresas tras la crisis sanitaria que estamos viviendo en todo el país.

En todos los sectores productivos estamos experimentando un proceso de transformación y adaptación a los nuevos tiempos.

El paradigma laboral está cambiando para siempre, introduciendo nuevos protocolos relacionados con la seguridad en el trabajo.

Queramos o no, vamos a tener que convivir durante un tiempo con la posibilidad de que un rebrote del COVID-19 pase por nuestro lugar de trabajo. Por ello, debemos garantizar todas las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias.

Hoy más que nunca es imprescindible implantar un plan de prevención de riesgos laborales de calidad, que vele por un entorno de trabajo seguro, evalúe los riesgos que puedan existir y forme a los trabajadores en la tarea de conocer sus derechos y deberes

Lo importante, finalmente, es que los empleados puedan trabajar en buenas condiciones para su salud y rendir de forma productiva. Controlar la temperatura, la distancia, la calidad del aire, la higiene y otros aspectos que han pasado a primer plano.

Hoy vamos a presentar algunos consejos para implantar medidas de protección individuales y colectivas contra el COVID-19 de un modo eficiente en tu empresa.

1. Mantente al día sobre las medidas oficiales en PRL que plantean las autoridades

Medidas higiénicas en la empresa

Es un primer paso obvio y básico, conocer la opinión de los expertos y de las autoridades gubernamentales sobre la prevención de riesgos laborales en los trabajos de oficina con respecto al COVID.

El gobierno ha puesto a disposición de las empresas unas directrices de buenas prácticas para todos los sectores laborales. Es información muy básica, pero a la vez muy completa.

Estas directrices nos permitirán situarnos de cara a la protección contra el COVID-19. Podremos hacer un listado de medidas a implantar que conecten con la actividad de nuestra empresa y estaremos cumpliendo en todo momento la ley PRL.

Es un buen punto de partida para que los responsables de aplicar la normativa CAE y su correspondiente PRL comiencen a trabajar.

2. Establece un cuestionario de autoevaluación para la detección, vigilancia y control del COVID

Es recomendable disponer de una herramienta de control interno en la empresa que sea fiable y previa al regreso a la oficina. Se trata de un sistema de prevención de riesgos. Una de las soluciones de control de acceso más innovadoras.

La solución Coordinaplus, el software de Coordinación de Actividades Empresariales que integra perfectamente en tu empresa cuestionarios de autoevaluación ante síntomas relacionados COVID.

Es un método eficiente, rápido y online que habilitará un filtro previo que sirve también como guía ante un posible contagio.

Si esta autoevaluación indujera a un caso positivo, se activaría el protocolo laboral y sanitario, que pasa por las siguientes fases:

  1. Se debe contactar inmediatamente con el teléfono de atención al COVID-19 de la comunidad autónoma en cuestión o con el centro de atención primaria del trabajador y seguir las instrucciones de los profesionales sanitarios.
  2. El trabajador/a podrá notificar a sus superiores o a los encargados de la empresa de la situación que atraviesa.
  3. Manejaremos desde un principio información sobre todos los canales de consulta y atención sanitaria disponibles en la comunidad autónoma pertinente.

Cabe señalar la importancia de que el servicio de prevención de Medicina del Trabajo, encargado de la vigilancia de la salud de la empresa, tenga conocimiento de cualquier caso que se sospeche para poder cooperar con las autoridades sanitarias de la Comunidad Autónoma correspondiente.

3. La medición térmica, una solución interesante sujeta a la PRL

Medir la temperatura corporal

Los instrumentos para medir la temperatura corporal han proliferado en los últimos meses: pistolas láser, termómetros, cámaras térmicas en base a la termografía, son alternativas interesantes en la lucha contra el Covid-19, pero hay que tener especial precaución y conocer bien todos los aspectos legislativos.

Conviene tener en cuenta las leyes actuales, pues entramos en un terreno delicado: la protección de datos, que presenta cierta controversia al respecto.

Si la empresa cumple escrupulosamente con la legalidad sobre la administración de datos personales, y su implantación responde a una necesidad en PRL, entonces sí estará facultada para implantar la medición térmica.

Las empresas solo pueden utilizar estos datos para detectar posibles contagios y evitar su acceso a las instalaciones comunes, pero para ningún otro fin.

Se deben cumplir en todos los casos con el Reglamento General de Protección de Datos y reservar la privacidad de las personas afectadas.

La información no puede guardarse más tiempo del estimado en la ley, para así cumplir con los objetivos marcados en el plan de PRL.

Medir la temperatura corporal es una medida de detección y prevención del virus, pero existen otras medidas a tener en cuenta:

Medidas de higiene

Establecer escrupulosas medidas de higiene se torna indispensable para el nuevo día a día en la oficina: resulta básico ventilar periódicamente cada oficina (sobre todo al principio y al final de cada jornada de trabajo), reforzar las tareas de limpieza en las áreas comunes y establecer turnos de limpieza y desinfección del área de trabajo en la que se ha desempeñado la jornada laboral.

Medidas organizativas

Los expertos recomiendan implantar las siguientes:

  • Proveer a la oficina del material de higiene adecuado, tales como el jabón especializado, la solución hidroalcohólica y los pañuelos desechables.
  • Dotar a los responsables de la limpieza de los productos suficientes para mantener las zonas limpias y desinfectadas cada día.
  • Repartir el material de protección pertinente a los empleados que tengan contacto humano y, a su vez, no puedan mantener la distancia social de seguridad establecida por las autoridades sanitarias. Hablamos de mascarillas, pantallas, vitrinas, etc.

4. Desempeña una labor de concienciación y transparencia. Potencia la comunicación

La lucha contra el Covid también concierne al departamento de comunicación de las empresas. A la hora de transmitir las medidas contra el virus, los canales de comunicación han de funcionar de forma fluida, clara y responsable.

Los responsables de la empresa deben ser conscientes de la importancia de formar e informar a los trabajadores sobre los riesgos de contagio y la forma de propagación del Coronavirus.

En este sentido, es vital que conozcan información muy básica sobre el Covid-19: las posibles vías de transmisión, lo que está reconocido por los expertos como “buenas praxis” o las medidas de prevención y protección adoptadas en el centro de trabajo.

Los mensajes desde la dirección de la empresa han de ser claros y transparentes, siempre con el fin de trasladar la información necesaria y así garantizar un día a día productivo sin riesgos para la salud de los trabajadores.

Si se ha de hacer público un foco de contagio, esta comunicación ha de preservar la privacidad de las personas afectadas en todo momento. He aquí un ejemplo de buena praxis desarrollada por el equipo de comunicación del Atlético de Madrid ante dos contagios.

Lo importante es que los trabajadores conozcan bien los protocolos anti-COVID-19. Es una tarea comunicativa a desarrollar preferiblemente por expertos en comunicación.

5. Potencia el teletrabajo siendo flexible con la jornada laboral

Control de presencia laboral

Ya hemos hablado largo y tendido por estas páginas del teletrabajo, pero debemos hacerlo una vez más.

Siendo realistas y estudiando la situación en profundidad, se trata de una modalidad que requiere una inversión en el plano económico y logístico, pero que trae muchos beneficios para las organizaciones

A corto y medio plazo, el teletrabajo es una opción que sale rentable, máxime en trabajos de oficina que pueden desempeñarse perfectamente de forma telemática.

Una oportuna solución tecnológica como Checkplus Presence, el software para control de presencia laboral, nos ayudará a implantar el teletrabajo sin que merme la productividad, previniendo a su vez el riesgo diario de contagio.

6. Limita todo lo posible el acceso de las personas a la oficina e implanta la cita previa

Intenta potenciar la interacción con los clientes de forma telemática, controlando y moderando el acceso a la oficina. Establece un sistema de cita previa, este te permitirá controlar el aforo con rigurosidad.

La flexibilidad en los horarios de entrada, salida y descanso en la oficina también es recomendable; evitará innecesarias aglomeraciones y los trabajadores ganarán autonomía.

Para llevar un control que beneficie a todos es preciso un registro exhaustivo de la jornada laboral de los trabajadores. Checkplus Presence es una solución tecnológica que te permitirá una mejor gestión del tiempo en la empresa y poder hacer realidad la flexibilidad horaria.

La jornada laboral estricta y tradicional, tal y como la conocíamos, ha cambiado y la dirección de empresas tiene que admitir los horarios flexibles como una evolución natural y aconsejable.

No te pierdas nuestros últimos artículos sobre soluciones digitales para PRL