3 hábitos perjudiciales para la salud

Modificar tu rutina mejorará tu salud

Todos sabemos que nuestros actos, especialmente los que forman parte de nuestra rutina, afectan a nuestra vida en muchos aspectos y la salud se ve repercutida. Estamos tan acostumbrados a esto que incluso sabiendo que pueden traernos resultados negativos los seguimos realizando por costumbre.

¡Es el momento de cambiarlo! Una vida sana no es sinónimo ni similar de aburrida o limitada, es sinónimo de bienestar, buen estado físico y lo más importante, felicidad.

No te pierdas los siguientes cinco hábitos perjudiciales para la salud más comunes y comienza a evitarlos.

Somos lo que comemos

Lo sé, la alimentación, un tópico. Pero tan conocido como cierto. Ni siquiera es necesario leer estudios o recurrir a especialistas nutricionales para verificar esta información, es tan sencillo como escuchar nuestro propio cuerpo.

Seguir una dieta saludable no tiene por qué suponer una limitación, quizás al principio (por la falta de costumbre) implica un esfuerzo extra, pero como toda nueva rutina, sólo será durante el periodo de adaptación. Además, iniciar un nuevo estilo de alimentación nos permite descubrir una serie de platos innovadores que no nos dejarán indiferentes.

Por otro lado, los efectos beneficiosos que tiene seguir una dieta saludable son extensos, previniendo riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 e incluso el cáncer, entre otras muchas.

Modificar los hábitos perjudiciales para la salud no es fácil, menos incluso si nos referimos a la alimentación, pues es un hábito muy interiorizado y además influido por la sociedad. Pero una vez creemos el hábito agradeceremos los resultados.

Es más, queremos contribuir a que tu cambio de hábitos perjudiciales para la salud sea más fácil. En la página web de Carlos Ríos, conocido nutricionista por ser el creador del Realfooding, podrás encontrar aplicaciones, libros, asesorías, recetas y un largo etcétera de herramientas para que comiences con este progreso.

Keep Calm and Carry On

Cómo ya sabemos el estrés es una respuesta involuntaria ante amenazas. Una amenaza que acecha al 42% de la población española, según CinfaSalud. Pues es el porcentaje de ciudadanos en España que se declaran estresados de manera habitual.

Este factor no siempre viene dado por el trabajo, otras causas como el escenario familiar, situación sentimental o un cambio de rutina, pueden ser fácilmente generadores de estrés. Aunque no sea fácil es un agente que debemos aprender a controlar si queremos excluir los hábitos perjudiciales para salud de nuestro día a día.

El estrés puede desencadenar desde dolores de cabeza y musculares, hasta caída de pelo y aumento de peso. Por ello, os proponemos una serie de consejos para que llevéis a la práctica y disminuyáis los niveles de estrés:

  1. Meditación. La mejor forma de aprender a aceptar tus preocupaciones.
  2. Realizar actividades físicas. Comienza a generar endorfinas y siéntete bien.
  3. Escuchar música. Reduce la cortisona (la hormona relacionada con la ansiedad) y la mente libera las tensiones acumuladas.
  4. Encontrar tiempo para diversión. Utiliza el tiempo en cosas que te hacen sentir bien.

Hay muchos hábitos perjudiciales que prácticamente toda la población realiza, muchas veces sin ser consciente de ello. Mantenernos informados y descubrir cómo evitarlos es una meta personal.

Cinco minutitos más

Después de ocho horas de jornada, estamos cansados/as y a menudo lo que más nos apetece es tirarnos en el sofá de nuestras casas. La pereza nos invade y pedir comida a domicilio siempre suena tentador. Además ¿por qué pedir una ensalada cuando podemos tener una pizza XXL calentita en nuestra puerta?

Simplemente leer esto puede crearnos ganas de llevar a cabo el plan y realmente, permitirnos el capricho por un día no tiene nada malo, el problema comienza cuando se convierte en un hábito. Utilizar esta dinámica como rutina, de alguna forma, nos “anulará” como personas.

Entre los muchos hábitos perjudiciales para la salud que hay, el sedentarismo es uno de esos que engloban varios elementos negativos, pues viene de mano de la mala alimentación, escasez de deporte e inactividad.

¡Apaga la televisión, salta del sofá y sal a descubrir!

Si quieres saber más sobre hábitos para mejorar el salud y el rendimiento, entra en el Blog de nuestra Web.